domingo, 29 de noviembre de 2015

MI DULCE CORAZÓN


Hoy te vi a los ojos y tiernamente me mirabas
con ese dulce candor que solo tu me das,
tus ojos preguntaban me amas
y yo muy enamorada respondía sí, te amo,
Te amo, te amo como aquel primer momento en te vi,
cuando tu sonrisa le dio alegría a mi corazón
y sentí esa gran emoción que nubla la razón.


                                       Grecia Aracelly Meza Ramos.



lunes, 23 de noviembre de 2015

MI SUEÑO MAS DULCE

Mi sueño mas dulce fuiste tú,
el que lleno de amor mi triste corazón
el tiempo que duró hermoso fue 
la dicha mas grande allí la conocí,

aunque no pude tocarte pude sentirte

aunque no pude verte
pude escucharte
y así mi alma de vida se lleno
y pude seguir adelante
esta emoción que me embargo fue tan fugas
pero que me lleno de paz.
Mi cuento de hadas terminó
y ahora sola me dejó
mis noches tristes son
no te escucho, no te tengo
la tristeza volvió a llenar mis noches
aunque aparento alegría en un momento
mi alma triste está.



viernes, 20 de noviembre de 2015

MI SOL


Supe desde el primer momento que te vi, que eras para mí,
tanto tiempo esperando en esta soledad,
a través del tiempo te soñé imaginando tu rostro dentro de mí,
la sensación tan grande que sentí cuando por primera vez te vi,
 ahora eres tú, mi sol, tan cerca de mi y tan dentro
nos ha juntado el destino, para nunca separarnos,
mi príncipe adorado.
Con tu risa y tus palabras me
Inspiras, me desesperas
quedo tentada a robarte un beso
una caricia, una mirada
en las noches te pienso y te confundo
con  mi almohada.

                                              
                                                                                 Grecia Araccelly




lunes, 9 de noviembre de 2015

EL AMOR

            

Él no fue, entre todos, el más, bello
pero me dio el amor más hondo y bonito.                                                
Otros me amaron más; y, sin embargo,
a ninguno lo quise como a él.

Acaso fue porque lo amé de lejos,
como una estrella desde mi ventana...
Y la estrella que brilla más lejana
me parece que tiene más reflejos.

Tuve su amor como una cosa ajena
como una playa cada vez más sola,
que únicamente guarda de la ola
una humedad de sal sobre la arena.

El estuvo en mis brazos sin ser mío,
como el agua en cántaro sediento,
como un perfume que se fue en el viento
y que vuelve en el viento todavía.

Me penetró su sed insatisfecha
como un arado sobre llanura,
abriendo en su fugaz desgarradura
la esperanza feliz de la cosecha.

El fue lo cercano en lo remoto,
pero llenaba todo lo vacío,
como el viento en las velas del navío,
como la luz en el espejo roto.

Por eso  pienso en mi príncipe azul
el que me da el amor más hondo y bonito...
es el más bello.
Lo amo más que a mi vida.


Te amo.



                                                            Grecia Aracelly